#5 El lago de los muertos vivientes

Crítica zombie, una reseña cada semana.

Ficha técnica

Año – 1981

Dirección – Jean Rollin

Guion – Jesús Franco y Julián Esteban

Música – Daniel White

Fotografía – Max Monteillet Protagonistas – Howard Vernon, Pierre-Marie Escourrou, Anouchka ,Antonio Mayans ,Nadine Pascal, Youri Radionow, Burt Altman, Gilda Arancio, Marcia Sharif, Jean Rollin, Edmond Besnard.

Sinopsis

Mujeres jóvenes están desapareciendo en una pequeña aldea de Francia, después de que una de las víctimas aparezca en las calles del pueblo con una terrible herida en el cuello, una periodista de París llega al pueblo para investigar lo que los vecinos del pueblo creen ser los fantasmas del lago.
La periodista descubre que una brigada de soldados alemanes en retirada en la segunda guerra mundial, fueron asesinados y tirados al lago por unos vecinos del pueblo miembros de la resistencia.
Ahora esos soldados asesinados vuelven a la vida y salen del lago en busca de sangre, mientras los habitantes del pueblo todavía guardan muchos secretos.

Esta crítica no va a ser muy en profundidad porque la película es terrible. La hago más, por ser una producción hispano-francesa, que por su calidad.
En menos de 10 minutos ya sabes que te enfrentas a una película mala, y no solo porque el maquillaje y el agua no se lleven bien, tanto las actuaciones como el planteamiento de las escenas, son muy poco acertados.

El destape

El lago de los muertos vivientes
El lago de los muertos vivientes

Si en Zombi 2 hablamos sobre los desnudos injustificados, en esta ya es algo totalmente descarado, antes del segundo minuto de la película tenemos una muchacha desnudándose para deleite del espectador.
La acción es tremendamente lenta, con escenas eróticas igual de lentas y carentes de sentido. Tan solo para explicar el origen de la maldición del pantano, pasas más de cinco minutos en una escena erótica dentro de un pajar que no aporta nada, ni siquiera erotismo.

La maldición.

Explica como una de las tropas alemanas en retirada de Francia hacen una parada en el pueblo, donde uno de ellos tiene un romance (la extra larga escena de pasión campestre) y al llegar para despedirse, el soldado descubre que es padre.

Lo tremendo es que la mujer también muere y no sabes si es por el parto, por aburrimiento o exigencias del guion.
Más tarde vemos que la resistencia francesa que vive en el pueblo acaba con él y con todo su equipo en una emboscada. Como es de esperar, ante el miedo de que  los alemanes descubran lo ocurrido, tiran los cuerpos al lago. Lo curioso es que los personajes del pasado cuentan exactamente con el mismo aspecto que los del presente.

Queremos tetas

Equipo femenino de baloncesto, el lago de los muertos vivientes
Equipo femenino de baloncesto

Después, como ya llevas mucho rato sin ver tetas te ponen un equipo femenino de baloncesto que llega al lago en una camioneta con mucha risa y pocos bañadores.
Siguiendo la lógica se desnudan todas y se meten al lago a salpicarse unas a otras y esperar a que llegue la muerte.
Como ya se espera, los zombis nazis emergen del agua con el maquillaje corrido y capturan a toda menos a una, que consigue escapar (con las tetas al aire por supuesto) y llegar al bar del pueblo para avisar de lo ocurrido.

Padre no hay más que uno

Pierre-Marie Escourrou en El lago de los muertos vivientes
Pierre-Marie Escourrou

El zombi padre recuerda la casa de su antigua amada y vuelve para encontrar a su hija que, en lugar de aterrarse por tener un zombi en casa, se queda a esperar los acontecimientos como si ella ya supiera que el cadáver verdoso es su padre.
Lo que acontece por loco que parezca, es que el zombi le entrega el collar que a su vez le había regalado a él, la madre de la niña. Toda una telenovela de ultratumba.

Los investigadores

investigadores El lago de los muertos vivientes
Investigadores

Los dos investigadores enviados, para mí son tan trascendentes como la periodista, si los eliminas de la historia es exactamente igual. Como era de esperar los investigadores son rápidamente asesinados en el lago, en una escena que es pura comedia.

Nos cansamos del lago

Los zombis se han cansado del lago y salen al pueblo para matar con sus abrazos y mordiscos simulados a cualquiera que pretenda estar en pelotas o en actitud erótico festiva. Lo que provoca que los habitantes del pueblo se levanten en armas, acto que no les sirve de nada ya que las balas no les hacen nada y los hombres parecen carecer de cualquier tipo de puntería .

Papá

El zombi paternal vuelve con su hija, que sale a pasear con él a pesar del olorcito a descomposición y charca que tiene que soltar un cadáver que ha estado pudriéndose en un lago el mismo tiempo que ella lleva viva. Pero todo se sale de cualquier tipo de pronóstico cuando el papá zombi lucha con el resto de zombis para enseñarles que no pueden acercarse a su hija, ya que el collar la convierte en intocable. Pura magia cinematográfica.

Conclusión

Si eres muy muy pero que muy friki del género, seguramente sientas la necesidad de ver esta película. Soy culpable de disfrutar mucho con películas infames de serie B de este género, pero no te recomendaría perder una hora y media de tu vida en esta si no es el caso. Lenta, tediosa, sin ningún sentido y con un guion que parece hecho mal aposta.

Iván Santos, Diciembre 2018
Si te gusta el género, no olvides echar un vistazo a Mis Libros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *