#14 Chopper chicks in zombietown

Crítica zombie, una reseña cada semana.

Ficha técnica

Año – 1991

Productora – Troma Entertainment, Chelsea Partners

Director – Dan Hoskins

Guión – Dan Hoskins Reparto – Catherine Carlen, Jamie Ross, Kristina Loggia, Martha Quinn, Lycia Naff, Vicki Frederick, Kristina Loggia, Gretchen Palmer, Nina Von Arx, Whitney Reis

Sinopsis

Una pandilla de moteras, conocidas como las “Cycle Sluts”, pululan en un pueblo pequeño del desierto divirtiéndose y liándola en los locales de turno. Sin embargo, descubren que Willum (Don Calfa), un científico desquiciado, desentierra los muertos y los convierte en zombis para utilizarlos como trabajadores en una mina profunda que está repleta de una materia preciosa pero radioactiva y mortal. Entonces los planes del científico se trastornan y los zombis escapan de su control y la toman con los ciudadanos. Por suerte, la pandilla de moteras y un puñado de niños ciegos con uzis harán frente a este ejército de muertos vivientes.

El pueblo

Chopper chicks in zombietown

El grupo de moteras se hace llamar “Las zorras” (por lo menos en el doblaje en español) y llegan a un pequeño pueblo llamado Zariah. A la entrada, un hombre resta 1 a la cuenta del número de habitantes. El carnicero a muerto pero el cadáver en el ataúd ha sido sustituido por sacos de arena.
Al llegar al bar del pueblo el dueño les recibe con un bate de baseball en las manos, también el sheriff las vigila, pero la líder de la banda deja un fajo de billetes sobre la barra, los ánimos se calman.

La mina

Chopper chicks in zombietown

Rápido se nos enseña que del interior de una mina que parece una instalación secreta, salen unos zombis que acaban de merendarse un niño, mientras, un autobús lleno de jóvenes ciegos escapa por unos segundos de la hambrienta horda, la banda sonora tiene tanto sentido como ponerle ruedas a un lavabo.

El enterrador

El mismo hombre que se encargaba del entierro del carnicero, encuentra a una de las moteras desprevenidas y la deja inconsciente para llevársela a la morgue.

El enterrador lo hemos visto con anterioridad en el regreso de los muertos vivientes como el dueño de la incineradora (Don Calfa).
El enano que restó un habitante en el cartel del pueblo, entra en la morgue y el encargado lo mete en uno de los ataúdes y lo arroja a un pozo.
Parece ser que el enterrador usa los cuerpos para jugar con ellos y encerrarlos en la mina. Su ayudante enano sobrevive a la lanzada al pozo y el enterrador le encomienda acabar con el resto de moteras. Todo ese trabajo por la promesa de que le hará un hombre alto…

Las mujeres

Chopper chicks in zombietown

No se trata de una banda de moteras como uno se lo imaginaría, son mujeres decepcionadas con la vida y unidas por alguna extraña razón, que parece tener que ver con su decepción hacia el género masculino. En cada pueblo que paran se llevan a alguna mujer que quiere largarse. Acto seguido y como repite muchas veces esta película, entramos en una escena con poco sentido en el que la líder del grupo se pone a bailar en un club lleno de clientes que la observan mientras otra se tira a Billy Bob Thornton. Sí, ese que sería un actor conocido años después y al que, además, usaron para colocar en la portada su cara en el lanzamiento posterior en DVD a pesar de no ser ni de lejos un personaje principal.
El resto de moteras se dedican a buscar hombres por el pueblo para follárselos sin miramientos. Mientras el enano intenta ir matándolas sin obtener resultados.

Chopper chicks in zombietown

El pueblo armado

Chopper chicks in zombietown

Las mujeres comienzan una pelea en el bar y antes de irse del pueblo, los habitantes las rodean con armas de fuego y un hombre comienza un discurso puritano, antes de poder hacerse con ellas para atarlas una de ellas saca una granada de su bolsillo (algo muy lógico) y los vecinos las dejan montar en sus motos y marcharse. Una de las chicas es la esposa de un hombre del pueblo.

La esposa

Chopper chicks in zombietown

La chica casada con uno del pueblo se queda y el marido le explica que la mayoría de las mujeres del pueblo han muerto y que, tras el cierre de la mina, todo ha ido cuesta abajo. Una conversación sin mucho sentido para ponerte sobre aviso de las muertes y la mina, mientras, todos los zombis de la mina caminan en dirección al pueblo.
Antes de irse del pueblo la chica entra en la casa del enterrador donde una de sus amigas se encuentra en una bolsa para cadáveres. El enterrador irrumpe, dispara al marido y el enano impide la huida de la mujer.

No, la vista no te falla

Chopper chicks in zombietown

El enterrador está introduciendo una especie de aparato tecnológico en la cabeza del sheriff (al que ha matado también) mientras la motera zombi de la bolsa de cadáveres persigue a un hombre al grito de “carne fresca”. Cuando lo atrapa, en vez de devorarlo le hace una felación, algo con una gran lógica… Después, la motera esposa se las ingenia para encerrar al enterrador con esa zombi que parece querer tirárselo hasta la muerte dentro de la cámara frigorífica de la morgue.

La líder

Chopper chicks in zombietown

La líder de las moteras, una lesbiana violenta las instiga con malas formas y les invita a que vuelvan con los maridos que las trataban mal, en ese momento llega la esposa y en vez de avisarles de que su compañera es una zombi que en vez de morder “chupa” y de que algo raro pasa en el pueblo, se enzarzan en una pelea con látigo incluido.

Rescate

Chopper chicks in zombietown

Los zombis de la mina llegan al pueblo y son tan listos que recuerdan sus casas y van de visita. Un llanto de bebé y una casa en llamas alertan a las mujeres que entran a rescatarlo pasándoselo como si fuera un balón unas a otras y evitando los zombis. Nada más rescatar al bebé, los habitantes armados del pueblo las encuentran.

Ciegos, huérfanos… Pero con una Uzi

Chopper chicks in zombietown

El autobús de ciegos (que tampoco tienen padres) es rodeado por el grupo de zombis que quiere comérselos, pero la Uzi de uno de los profesores les sirve para defenderse hasta que llevan las moteras. Una de ellas se abalanza con la moto sobre el grupo de muertos en una escena que supera toda lógica posible, !gloria bendita!.
Pero al final salvan a los ciegos con la ayuda del enano que resulta que no las quiere matar. Y los del pueblo ahora que también están con el agua al cuello, quieren ser amigos de las moteras.

Son familia

Chopper chicks in zombietown

La excusa de los habitantes del pueblo para no matar zombis es que los conocen y eran buena gente. Les piden a las moteras que lo hagan ellas a cambio de dinero, “son familia” dicen y se marchan como si los muertos no estuvieran caminando por el pueblo.
La líder se marcha para acabar en una pelea absurda con los zombis en la que su amiga hace unas acrobacias con la moto y llega para salvarla. A pesar de un apocalipsis zombi, la preocupación de la líder es que el grupo de moteras no va a permanecer unido.

Batería en la cabeza

Chopper chicks in zombietown

Sí, al parecer el enterrador introducía baterías en los cadáveres y la forma de terminar con ellos es arrancándole se la cabeza.
Como es lógico, a partir de ahí el rodar de cabezas es imparable y se hace de todas las formas posibles y sin dramatismo ni sentido del peligro, pero para darle un poquito de tensión a la escena, el enterrador aparece con una carretilla de armas de fuego para que los zombis las usen contra las moteras. La banda tendrá que ingeniárselas para acabar con los “zombis Powerbank” y vivir para contarlo.

Conclusión

Siempre que me cruzo con esta película no puedo dejar de imaginarme a un guionista pensando que escribía la película de su vida y un director hasta arriba de drogas durante todo el rodaje, aunque recientemente he descubierto que se trata de la misma persona, lo cual hace que todo cuadre.

Se deduce que el presupuesto era el mismo para maquillaje que para coches de lujo, ninguno. De la totalidad de los zombis tan solo dos o tres llevan maquillaje y es un pelín chapucero. El resto de efectos especiales no corrieron mejor suerte.
Café para los muy cafeteros sería mi conclusión, solo si disfrutas de la serie B y te gustan las películas que giran en lo absurdo te recomiendo esta película. Si eres de esos, como yo, no te la pierdas.

Iván Santos, Febrero 2019
Si te gusta el género, no olvides echar un vistazo a Mis Libros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *